La laguna de San Pedro, uno de los lagos de mayor belleza de todo el sistema de Ruidera, es alimentada por el cauce del río Alarconcillo, cuyo nacimiento tiene lugar en las proximidades de Ossa de Montiel, además del aporte de agua sobrante de la laguna Tinaja. Tiene una extensión de 1.600 x 400 metros, sólo superada por la del Rey. Cuenta con arenas de playa y colonias permanentes de patos.

Junto a un grupo de casas se encuentra la ermita de San Pedro de Verona, detrás de ella se inicia un elevado camino conocido por Cuesta de la Almagra, donde el Paleozoico se halla presente mediante el típico color rojizo procedente de los componentes férricos del terreno. Una vez coronado éste se divisa el Vallejo de la Virgen con una interesante vista panorámica, y a muy poca distancia camino adelante hallaremos la Cueva de Montesinos, próxima al castillo de Rochafrida.

Si le gustó, no dude en recomendarnos a sus amigos